Home Actualidad Graves problemas estructurales como pilares de carga sin continuidad en el antiguo hospital de Gandia
Graves problemas estructurales como pilares de carga sin continuidad en el antiguo hospital de Gandia
0

Graves problemas estructurales como pilares de carga sin continuidad en el antiguo hospital de Gandia

0

La decisión llega tras constatar graves deficiencias en la estructura de este viejo edificio, como pilares de carga sin continuidad, que hacían peligrar su integridad y que pudiera haberse derrumbado incluso mientras estaba en activo.
Así lo han asegurado la concejal de Sanidad de Gandia, Liduvina Gil, y el arquitecto municipal, Fernando Mut, que han dado a conocer que durante los próximos días se va a solicitar ya licencia para proceder al derribo del viejo hospital.

 

La intención de Conselleria es que el proyecto del derribo también quede aprobado en unos días, para proceder después a su publicación y adjudicación, con lo que las obras de derrumbe podrían iniciarse en diciembre de este año, y se prolongarían por unos 6 a 8 meses.
De igual modo, Liduvina Gil afirma que Sanidad sigue apostando por llevar en paralelo el proyecto de ejecución del nuevo Centro de Salud Integral, para que nada más finalice el derribo se pueda empezar a construir el nuevo edificio, que tendrá forma de “peine”, similar a “La Fe” de Valencia, pero con dimensiones mucho más reducidas.

 

El arquitecto municipal de Gandia ha explicado que el plazo de derribo se ha ampliado por cuanto ha quedado en evidencia que en el viejo hospital se encuentra todavía integrado un centro transformador de Iberdrola, que es el que proporciona electricidad a toda la barriada.
La demolición de la vetusta estructura se llevará a cabo desde la calle Benicanena y Ciutat de Barcelona hacia el Passeig Germanies, y se procederá a regar los centenares de toneladas que se generen como escombros, para que las molestias al vecindario sean mínimas.

 

Estos desechos de construcción se transportarán a una planta exterior donde se triturarán, para volver después al mismo lugar y ser depositados como material de relleno de los antiguos sótanos del hospital. Tan solo se reservará una parte de ese hueco inicial, que será ocupado por un nuevo aparcamiento subterráneo con capacidad para 150 plazas.

 

Cabe señalar que una parte de la parcela resultante quedará diáfana, para que sirva, desde el punto de vista arquitectónico, como una especie de corredor longitudinal que enlace el Parc de Sant Pere y el de Les Esclaves. La maqueta del proyecto en su conjunto se presentará a la ciudadanía al mismo tiempo que arranquen las obras de derribo.