Home Actualidad Una joven es condenada a un año de prisión por una denuncia falsa
Una joven es condenada a un año de prisión por una denuncia falsa
0

Una joven es condenada a un año de prisión por una denuncia falsa

0

 Los seis hombres de entre 29 y 52 años arrestados el pasado miércoles en Gandia -uno de ellos por presunto abuso sexual- se encuentran en libertad después de que la joven denunciante confesara ante el juez que se trataba de una denuncia falsa por celos, según recogen los autos del pasado viernes del Juzgado de Instrucción nº1 de Gandia.

 

La detención se produjo después de que los agentes de Policía Nacional fueran alertados de que una joven se encontraba retenida en un domicilio de Gandia que compartía con los seis arrestados. Los policías detuvieron a uno como presunto autor de agresión sexual y a los otros por omisión del deber de socorro, según informó la Jefatura Superior de Policía.

Sin embargo, la denunciante manifestó dos días después en sede judicial, ante el magistrado, que “no fue víctima de ninguna agresión sexual, ya que lo denunció falsamente por celos hacia su pareja”.

El arrestado por agresión -de origen pakistaní- quedó automáticamente en libertad, aunque el juez de Gandia acordó autorizar su expulsión de España dado que le consta una expulsión acordada por la Subdelegación de Gobierno en octubre de 2016.

Los otros cinco detenidos -tres pakistanís, un argelino y un cubano- por un presunto delito de omisión del deber de socorro también quedaron en inmediata libertad a causa de la denuncia falsa.

Las dos resoluciones no son firmes y dejan un plazo de tres días para interponer recursos, a contar desde el pasado viernes.

El juicio rápido contra la joven se celebró el mismo viernes y fue condenada a un año de cárcel por la denuncia falsa, aunque la pena finalmente fue rebajada a una multa por no contar con antecedentes penales. El despacho de abogados que defiende a los 6 hombres ha anunciado que interpondrá querellas a la joven para solicitar responsabilidad civil al haberles privado de libertad durante 48 horas.