Home Actualidad Las ONG’s se vuelcan para combatir la pobreza energética en Gandia
Las ONG’s se vuelcan para combatir la pobreza energética en Gandia
Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/44/d435301354/htdocs/wp-content/themes/newstube/functions.php on line 1713
0

Las ONG’s se vuelcan para combatir la pobreza energética en Gandia

0

Cruz Roja y Cáritas de Gandia han ayudado a más de 500 familias vulnerables a pagar las facturas de luz, agua y gas con el fin de evitar que las compañías les corten el suministro

 

La pobreza energética tiene nombre y apellidos en Gandia. Lo constatan las organizaciones no gubernamentales que trabajan en la ciudad y el propio ayuntamiento, que destinan buena parte de sus recursos a paliar este grave problema que sufren numerosas familias.
Todos ellos han recibido con esperanza el acuerdo alcanzado entre el gobierno del Estado y el PSOE para que se incluya un nuevo punto en la ley del sector eléctrico que considere que el suministro eléctrico es un servicio “esencial” y por tanto no se puede interrumpir a los consumidores considerados “vulnerables severos”.

 

Según señalaba en La Ventana Gandia Eva Tarrasó, trabajadora social de Cruz Roja Gandia, esta ONG destina el 70% de los recursos del programa de ayuda a las familias vulnerables a pagar las facturas de luz, agua y gas con el fin de evitar que las compañías les corten el suministro. Más de 400 familias han recibido esta ayuda a lo largo de 2016.

 

El director de Cáritas Gandia, Eduardo Mahiques, indicaba que Cáritas ayuda en la actualidad a cerca de un centenar de familias a pagar las facturas de la luz. Mahiques añadía que algunas personas se encuentran realmente angustiadas porque no se atreven a pedir ayuda hasta que les cortan la luz. Para entonces, ya acumulan el pago de la última factura, a lo que hay que añadir el abono de más de 60 euros para que la empresa suministradora vuelva a establecer la conexión.

 

El concejal de Responsabilidad Social, Nahuel González, pedía también a las empresas suministradoras que asuman su propia responsabilidad a la hora de evitar los cortes de luz a las familias, dado que son las primeras beneficiadas por contratos millonarios por parte de las administraciones públicas.