Home Actualidad Dos abuelas de Oliva luchan por la tutela de su nieta que ahora tiene la Generalitat
Dos abuelas de Oliva luchan por la tutela de su nieta que ahora tiene la Generalitat
0

Dos abuelas de Oliva luchan por la tutela de su nieta que ahora tiene la Generalitat

0

Julia Milla y Mª Vicenta Ibiza, dos mujeres de Oliva que el pasado 9 de enero se convertían en abuelas de Noa, han visto cómo el nacimiento de su nieta se ha convertido en una pesadilla desde que el pasado 12 de abril, la Generalitat asumiera la tutela del bebé.

 

Según han relatado a Radio Gandia SER las abuelas de Noa, todo se desencadenó cuando la madre soltera de la pequeña, que sufre adicción al alcohol, protagonizó una pelea con la abuela materna, Mª Vicenta, en el hospital La Fe de Valencia, donde la niña estaba ingresada tras serle detectada una enfermedad grave, de carácter hepático, que requirió una intervención quirúrgica.
Tras el enfrentamiento entre las dos mujeres, el personal sanitario activó el protocolo que se sigue en estos casos y tras recibir el alta, la bebé fue entregada a una familia de acogida, inicialmente por un periodo de 9 meses. Sin embargo, según aseguran las abuelas de Noa, en todo momento les aseguraron que podrían visitar a su nieta y conocer su estado de salud. Nada de ello se ha cumplido desde aquel 12 de abril, tal como relata Julia.

 

 

Julia y Mª Vicenta acudieron, el miércoles 17 de mayo, a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas en busca de respuestas y según aseguran, la persona que les atendió sólo les dijo que la niña tenía un 50% de posibilidades de sobrevivir y que no tenía ningún sentido que la vieran porque ellas no van a poder tener la tutela de la menor.
Julia tiene 67 años y Mª Vicenta 61. Ambas aseguran estar en plenas facultades físicas y mentales para cuidar de su nieta, pero si la administración no les permite ser las tutoras legales de la menor, reclaman que otras personas de la familia se hagan cargo de Noa, pero que en ningún caso sea dada en adopción.

Se da la circunstancia de que Noa, de momento, está registrada civilmente con los apellidos de su madre aunque ésta ha reconocido al padre, que también sufre adicción al alcohol, y ha accedido a que la menor también lleve el apellido de su progenitor, un trámite que se cumplimentó el pasado 28 de abril y que todavía no es oficial. Pero más allá de la burocracia, estas dos abuelas se han unido en un frente común para reclamar a su nieta. La abuela paterna, Julia, ha pedido a la consellera de Igualdad, Mónica Oltra, que interceda en este caso y al menos les dejen ver a su nieta y saber cuál es su estado de salud.