Home Actualidad Enrique Peralta lideró Radio Gandia SER con honestidad y veló por la objetividad de la información
Enrique Peralta lideró Radio Gandia SER con honestidad y veló por la objetividad de la información
0

Enrique Peralta lideró Radio Gandia SER con honestidad y veló por la objetividad de la información

0

Radio Gandia SER ha dicho adiós a uno de sus grandes puntales.Nos ha dejado Enrique Peralta Mompó. Director de esta casa durante varias décadas. Una persona sin ansias de protagonismo, que siempre valoró el trabajo de sus empleados, aunque no lo manifestara, posiblemente debido a su timidez.

Siempre presente en la radio. A pesar del trabajo que tuviera atendiendo la tienda de electrodomésticos, visitaba los estudios varias veces al día. Hombre de pocas palabras, cuando llegaba a la emisora preguntaba ¿Qué, preparando el programa?, era una de sus frases favoritas.

Su llegada a los estudios la delataba el enorme manojo de llaves que llevaba junto a los bolsillos, que sonaban de una manera característica cuando subía las escaleras de la radio. Le preocupaba la objetividad de la información, la disciplina y que se cubrieran las noticias más relevantes de la comarca. Enrique Peralta abogaba por la honestidad de su gente y siempre apoyaba que se realizaran actos solidarios en esta casa.

De la inauguración de los estudios de la Radio en 1991, guardamos el testimonio de Enrique Peralta en esa jornada en la que hizo un repaso por la historia de Radio Gandia. De igual manera en su discurso ante las autoridades y empleados, Enrique Peralta se acordó de los que al fin y al cabo dan sentido a este medio: los oyentes.

Algunas de las figuras más relevantes de Radio Gandia SER nos ha dejado hoy varias pinceladas de la figura de Peralta. Miguel Ángel Picornell, periodista deportivo de esta casa en los años 80, hablaba de su talante independiente y de la voluntad de dar voz a todo los colectivos.

Antonio Capó fue hasta principios del nuevo milenio Jefe de Informativos de Radio Gandia SER. Destacaba de Peralta su sencillez y su deseo de “pasar desapercibido” a pesar de ser una figura relevante en la sociedad de Gandia.